Escudo de la Gran Logia Argentina de Libres y Aceptados Masones
Logia Obediencia a la ley N° 13

🌿 161 años
Logia Obediencia a la Ley N° 13

¿Quién fue Miguel de Güemes?

Martín Miguel de Güemes fue un militar y político argentino destacado por mantener la defensa del norte durante la Guerra de Independencia de la Argentina.

Familia y orígenes de Miguel de Güemes

Su nombre completo es Martín Miguel Juan de Mata Güemes Montero de Goyechea y la Corte. Nació en Salta (en ese entonces Virreinato del Río de la Plata) el 8 de Febrero de 1785.

Güemes creció en el seno de una familia acomodada. Su padre era un hombre ilustrado y cumplía funciones de Tesorero de la Real Hacienda de la corona española. Su madre era María Magdalena de Goyechea y la Corte, de origen jujeño y de ascendencia española y portuguesa.

Tuvo 7 hermanos de los cuales se destaco su hermano mayo, Juan de Güemes, por ser miembro del cabildo de Salta.

Educación de Güemes

Miguel desarrolló su educación con maestros particulares que le enseñaron los conocimientos filosóficos y científicos de su tiempo, tales conocimientos fueron luego ampliados en su juventud por Manuel Antonio Castro.

Cursó sus estudios primarios en su ciudad natal, alternando la enseñanza formal con el aprendizaje de las labores campesinas en la finca donde vivía con su familia.

Carrera militar

Con tan solo catorce años de edad, Güemes se enroló en el Regimiento Fijo de Infantería, cuyo cuartel central estaba en Buenos Aires pero tenía un batallón en Salta a raíz de la rebelión de Túpac Amaru II desde 1781.

En 1805 fue enviado con su regimiento a Buenos Aires, ya que el Virrey del Río de la Plata temía un ataque inglés.

Su desempeño durante las invasiones inglesas

Durante la primera invasión inglesa (1806), Güemes participó en la reconquista en la cual protagonizó la siguiente hazaña:

…al ver que el barco inglés Justine había encallado por una bajante repentina del río, Miguel de Güemes dirigió una carga de caballería y lo abordó. Fue una de las muy pocas veces en que un buque de guerra fue capturado por una partida de caballería.

En 1807 participó en la defensa de Buenos Aires ante la segunda invasión inglesa.

Acostumbrado al clima salteño, el otoño porteño afectó su salud, y sumado el fallecimiento de su padre, Güemes pide licencia para volver a Salta en 1808.

Su desempeño de durante la guerra de la independencia.

Luego de las invasiones inglesas, y tras la Revolución de Mayo, Güemes participa de ella recibiendo ordenes directas desde la Primera Junta, luego del primer triunvirato.

Primera Campaña del Alto Perú.

Güemes, como integrante del Ejército del Norte, fue puesto al mando de un escuadrón gaucho en la Quebrada de Humahuaca

Con dicho escuadrón, en los valles de Tarija y Lípez, impidió la comunicación entre los contrarrevolucionarios y los realistas altoperuanos.

En la batalla de Suipacha, librada el 7 de noviembre de 1810 y que fue el único triunfo de las armas patriotas durante esta primera expedición, la participación del capitán Güemes fue decisiva.

Gracias a Güemes, el general Juan Martín de Pueyrredón atravesó la selva oranense y salvó los caudales de la Ceca de Potosí, en poder de los realistas.

El 18 de enero de 1812 recuperó Tarija tras las órdenes de Eustoquio Díaz Vélez. Sin embargo, fueron obligados a retirarse a San Salvador de Jujuy debido al avance de las tropas realistas, que eran superiores en número.

En 1812 el Primer Triunvirato nombra jefe del Ejército del Norte a Manuel Belgrano, en reemplazo del general Juan Martín de Pueyrredón. En dicho reemplazo, Belgrano ordenó el traslado de Güemes a Buenos Aires, por indisciplina.

Tercera campaña al Alto Perú

Güemes fue ascendido a teniente coronel y enviado al norte, para incorporarse a las divisiones de caballería del Ejército del Norte.

San Martín lo nombró al mando de la vanguardia, reemplazando a Manuel Dorrego, a quien había sido sancionado y desterrado por indisciplina.

Güemes se presentó en Salta como el protector de los pobres y el más decidido partidario de la revolución.

San Martín le encomendó el mando de la avanzada del río Pasaje o río Juramento, porque en sus márgenes el general Belgrano había hecho jurar obediencia al gobierno de Buenos Aires, la Asamblea del Año XIII y a la Bandera Nacional.

La Guerra Gaucha.

Esta guerra consistió en una serie de enfrentamientos casi diarios entre los gauchos y el ejercito realista.

Si bien Güemes comandó unas fuerzas poco disciplinadas y mal equipadas, tuvo el apoyo del pueblo para contrarrestar los ataques del ejercito realista.

Bajo estas circunstancias rechazó el avance del general Joaquín de la Pezuela y posibilitó el inicio de un nuevo avance hacia el Alto Perú, la llamada tercera expedición auxiliadora al Alto Perú.

Los Infernales de Güemes.

En 1815 creó la “División Infernal de Gauchos de Línea“, un cuerpo militar que, aunque no fue autorizado por el gobierno central de Buenos Aires, funcionó exitosamente -hasta la muerte de Miguel de Güemes-, destacándose en la Tercera Defensa de las Provincias Unidas en Salta y en la Batalla del Valle de Lerma en 1817.

Previo al Cruce de los Andes, José de San Martín nombre a Güemes “General en Jefe del Ejército de Observación“, con le objetivo de bloquear a los realistas en Salta mientras el Libertador se dirige a Lima por medio del paso de la Cordillera en Chile.

Muerte de Güemes

A principios de 1821 Güemes invade Tucumán con el objetivo de apoderarse de las armas que estaban bajo el dominio del gobernador Bernabé Aráoz.

Ya de vuelta a Salta, la noche del 7 de junio de 1821, el Coronel Valdés (bajo lar órdenes de Pedro Antonio Olañeta, general español) ocupó la ciudad de Salta. Martín Miguel de Güemes, al enfrentarlo, fue herido por una bala.

Siguió a caballo hasta una hacienda a dos leguas de la ciudad. Pocos días después recibió a dos oficiales realistas enviados por Valdés que le ofrecieron trasladarlo a Buenos Aires, donde recibiría el mejor tratamiento, con la condición de ordenar el alto el fuego contra los realistas.

Sin responder a los enviados y en su presencia, Güemes reunió a sus oficiales y les pidió que jurasen que nunca aceptarían ningún tipo de trato para beneficiar al enemigo en suelo patrio; pedido que fue respondido con el entusiasta juramento de los oficiales y gauchos salteños.

Días después, el 17 de junio de 1821, Güemes murió a los 36 años de edad.

En el momento de su muerte, en la Cañada de la Horqueta, cerca de la ciudad de Salta, yacía a la intemperie, en un catre improvisado por el capitán de gauchos Mateo Ríos. Luego su cadáver fue inhumado en la Capilla del Chamical.

Martín Miguel de Güemes fue el único general argentino caído en acción de guerra exterior.

¡Suscribite!
Notificarme cuando:
guest
1 Comment
viejos
nuevos Más votado
Inline Feedbacks
View all comments
Jose
Jose
3 months ago

Gloria a Guemes!! verdadero héroe nacional